martes, 9 de agosto de 2022

LA TARA GENÉTICA

 


Siendo de las profesiones peor pagadas y compensadas tras tantas selecciones de entrada y progreso, tras tantos años de formación y de actualización constante, ¿Cómo es posible que haya tanta gente que quiere estudiar medicina (y otras profesiones sanitarias)?.

Esta reflexión ha tardado en salir y ha tenido varias versiones, modificaciones, correcciones y aportaciones. Vamos, que ha sido un parto largo…

Todo parte del análisis de la realidad profesional y laboral de la sanidad (y de la medicina en especial). Intento dar una explicación al origen de lo que llevo detectando desde hace lustros.

Todo nace de la situación de la dificultad para estudiar estas carreras (las que mayor puntuación pide de entrada en la Universidad, en especial medicina) y por el contrario, la situación laboral que arrastramos, que francamente y en general precisa de grandes mejoras; en especial en Atención Primaria. Debe haber una explicación para argumentar que los chavales decidan enfocar su vida a la dedicación en sanidad y no en otras actividades profesionales con mejores condiciones laborales y económicas en mucho menos tiempo que lo que se necesita para poder ejercer la medicina en la sanidad pública; teóricamente, claro.

Creo que todo está basado en la posible existencia en todos los que decidimos que nuestra vida transcurra por los senderos profesionales de la medicina, de una modificación o tara genética que nos hace que nuestra “querencia”. Los patrones por los que nos regimos para decidirnos, son muy parecidos. Mi mujer corrobora este enfoque, pues dice que “todos somos muy raritos”; y no creo que le falte razón, sinceramente.

¿Qué otra explicación puede tener para que una persona decida dedicar su vida a una profesión mal pagada, con horarios y dedicaciones intempestivas (anti-natura se podría incluso decir), con una alta delimitación de entrada en la Universidad, a la que además se le obliga a una especialización a la que se accede tras otra limitación de examen ultra-selectivo y a la que debes dedicar un mínimo de 4 años más tras los 6 de la carrera? Además, tras esos más de 10 años, no tienes estabilidad laboral ninguna y si quieres esa estabilidad en la sanidad pública, debes de superar otro examen de oposición entre los ya especialistas con una cadencia de presentación completamente anárquica en cada uno de los reinos de Taifas de nuestras Comunidades Autónomas. Tantas limitaciones en la formación, capacitación y exigencias no se ven francamente recompensada con una actividad profesional futura, junto con unos emolumentos que compensen esta dedicación durante tantos años.

También, puedes decidirte por la sanidad privada, pero no es precisamente un mundo donde se percibe grandes ingresos, excepto en algunas especialidades muy concretas y en esta última sectorización sanitaria.

Mi razonamiento también se puede basar en que es algo que se puede transmitir de padres a hijos. Todos conocemos familias enteras que se dedican generación tras generación a la medicina en sus múltiples especialidades y puestos de trabajo. He estado en casas donde una gran parte de ellos son médicos y donde los que no lo son, suponen una minoría que son conscientes de ello. Sería una transmisión netamente genética.

Pero también hay explicación para los primeros de una familia que se dedican a la medicina, pues la mutación puntual también existe, y puede que sea incluso el primer caso de una futura transmisión genética.

Si ya nos enfocamos en los fenotipos, creo que la cosa ha ido evolucionando, y las características de los estudiantes y residentes son muy distintas de las nuestras. Aquí ya hay algo más de darwinismo de trasfondo, pues los enfoques de vida y de dedicación profesional son diferentes. En buena parte, muy motivado del franco predominio de la mujer en las Facultades. Ello me plantea la duda si es que la tara genética es más proclive a su manifestación en las féminas, pero no lo tengo muy claro. Más bien pudiera ser darwinismo pues ellas se les ven más aplicadas y estudiosas que a ellos, creo sinceramente.

En definitiva, que no hay más explicación para que nos dediquemos a la medicina y a la sanidad que la existencia de esa tara genética, pues los años previos y dedicación que exige no tienen contraprestaciones profesionales, laborales y ni económicas suficiente, al menos lo que yo veo…

 

Dr. Manuel Mª Ortega Marlasca.

9/8/2022


jueves, 17 de marzo de 2022

EL MINUSVALIDO ERA YO...

 


Ya hacía tiempo que no me dedicaba a mi blog....pero hoy el acontecimiento, merece la pena que lo ponga en negro sobre blanco y lo recuerde cuando deba...

Me dirigí a una persona en un lugar cerrado y distante. Parecía que no me escuchaba, por lo que elevé más mi voz. Se levantó de la silla donde estaba reclinado y se me acercó sin mascarilla.

Empecé mi pregunta con mascarilla como esta pandemia nos obliga, pues además de estar en el exterior yo y guardar distancia, entendí que mi intensidad era la apropiada. Me dijo algo, pero no me le entendí.

Le repetí la pregunta y ya escuché que me dijo que con la mascarilla no se enteraba. Algo que lo dijo perfectamente. Le repetí la pregunta de nuevo más fuerte. A lo que me volvió a decir que con la mascarilla no se enteraba y que era mejor que me la quitara.

Me quedé un poco bloqueado y me la retiré un poco, al principio de mi pregunta, y me la puse a los segundos del inicio de la pregunta. Me dijo ya muy próximo a mi, que con la mascarilla no me entendía. Ahora, ya tan próximo, sí me di cuenta que su forma de hablar era ya más fidedigna de su condición: es sordomudo.

Me quité la mascarilla y ya me pudo entender, guardando de forma superlativa la distancia de seguridad mínima. Tenía que regresar a casa por una cosa que debía entregarle.

A mi vuelta, ya con la mascarilla quitada, pude comunicarme con él perfectamente.

Al final de nuestra corta conversación, le hice una torpe señal del leguaje de signos, que no era lo que intentaba decirle: gracias y perdona. Sonrió y me lo indicó amablemente como se debe hacer.

Me acabo de dar cuenta que, el minusválido era yo...


martes, 12 de octubre de 2021

¡¡¡¡…Y SON YA 25 AÑOS¡¡¡¡

 


Sin saber muy bien ni como, ya han pasado nada más y nada menos que 25 años que nos casamos. ¡¡¡Quién lo diría!!!. Para mí es como si hubieran pasado tan solo unos días…

Tal día como hoy, hicimos realidad lo que años llevábamos deseando. No fue mucho tiempo tramado, pero creo que nos salió bien y que todos lo disfrutamos.

Precisamente la foto que acompaño es del pasado sábado, y nos la hicimos adrede en el mismo lugar donde hace más de 30 años vi aparecer por allí a una cosita chiquitita y mandona con una chaqueta de cuero marrón, dando botazos y taconazos por medio de la Pandilla. Y es que me fijé en ella cabreada…. Manda bemoles la cosa… Pero tenía la intencionalidad de quedármela…y mira por donde hoy cumplimos 25 años casados y más de 30 que vivimos juntos y con objetivos comunes.

No digo que sea fácil la convivencia, y más con uno como yo que a veces soy algo terco y centrado en un objetivo, pero la vida y el día a día te va dando una plasticidad adaptativa de la que antes no te veías dotado. Si a ello le añades la pandemia, te acrecienta la resilencia y la capacidad de amoldarte a lo que la vida te trae.

De todas formas, cuento con la alegría y la suerte de contar con una buena mujer, brillante y abnegada madre, trabajadora persistente, ejemplar hija y compañera perpetua en todos los avatares que la vida nos ha detraído y los que si Dios quiere, nos queda por sortear.

No quiero cansaros y solo desearos que tengáis al menos mejor suerte que la que yo he tenido de haber llegado hasta aquí (creo difícil de superarla…) con esta pedazo de ser humano llamada Ely, la Marquesa del Serrallo, la Porry Chica u oficialmente Isabel.

Dios te bendiga y te deje siempre a mi ladito…

 

Manuel Mª Ortega Marlasca

12 de octubre de 2021


miércoles, 11 de marzo de 2020

11 AÑOS DE SU ASESINATO



Nadie lo diría....y menos su hijo y esposo, pero ya son 11 los años que hace que un desgraciado malnacido tuvo la cobardía de asesinar a nuestra colega la DRA. MARIA EUGENIA MORENO MARTINEZ.
Descanse en paz por siempre.
Gloria y loor a todos los que como ella, murieron al servicio de los demás.

jueves, 10 de octubre de 2019

¡¡¡ CUMPLIMOS 9 AÑOS !!!




Gracias a todos, este blog hoy cumple 9 años.....ni yo mismo me lo creo.....
Siento no poder escribir todo lo que me gustaría, pero me da pena ver como los días solo tienen 24 horas....
Espero reactivarlo un poco en fechas próximas.
Gracias a todos.
10/10/2019

domingo, 11 de agosto de 2019

EL CONTRA-ASESOR DE PASILLO



Transcribo lo que literalmente escuché y pude presenciar en el pasillo de mi consulta de unas personas que acababan de salir de la consulta de una colega días antes de incorporarme a mis vacaciones.
  • -       Al finá pa ná…..
  • -       Killa, en que lao te duele?
  • -       En er lao derecho…..
  • -       Ah, po entonse no e apendisiti…..

Es normal que tras estos acontecimientos se hable del famoso efecto de Demóstenes(1).

Muchas gracias.
11/8/2019

BIBLIOGRAFIA

1.        Los odiosos Demóstenes de ambulatorio - [Internet]. Informacion.es. 2019 [citado 7 de agosto de 2019]. Disponible en: https://www.diarioinformacion.com/opinion/2019/08/08/odiosos-demostenes-ambulatorio/2175740.html

sábado, 6 de julio de 2019

EL VERDADERO VALOR DE UN REGALO CON TODO CORAZON


En respuesta a algunos que me habéis preguntado sobre la cadencia de las entregas del blog, os repito que no tengo nada fijo, pues depende (al igual que todo el mundo) del tiempo libre del que disponemos. Es sencillo y creo que de fácil asimilación por todos nosotros.
Llevaba ya unos días pendiente de escribir esta entrada, pues el regalo me lo entregaron hace ya un mes. Pero los avatares que se han ido rodeando, no me han dejado mucho tiempo para sentarme e intentar exprimir un poco el eje cardiocerebral para poder elucubrar algo digno del detalle que conmigo tuvo un paciente.
No soy muy dado a que me den regalos. Siempre he temido (y sufrido en alguna ocasión) en ellos ver una especie de pago en especie encubierto por parte de algunos pacientes, que con ello se creen pagan una especie de “derecho de pernada perpetua que les da tarifa plana para sus deseos y prebendas personales”, e incluso familiares. Es una sensación muy desagradable que en contadas ocasiones tuve que sufrir, y es una especie de estrés postraumático que siempre me rodea.
Pero en esta ocasión, y creo que intuyendo estas cosas mías, me cogieron “a traición” en su domicilio y no me pude negar. Me llamaron para ver un paciente mayor (evito datos) y me tenía preparada esta sorpresa: un libro que él me había comprado sobre el cuerpo humano. Todo un “detallazo” que me tenía guardado desde hacía un tiempo y que en complot con su cuidadora, me tenían esperando.
Como veis, no me lo esperaba y me impactó tanto, que me permitió hacerle una foto con el mismo para tenerla yo de recuerdo tanto en mi blog, como en mi consulta, en la que está en mi tablero de corcho junto con no pocas más personales y otras regaladas de algunos de mis pacientes. Ya lo se lo que algunos decís cuando vais, que más que una consulta parece una exposición de los gráficos más variopintos, pero es que en el sitio donde paso tantas horas, lo mínimo es sentirme cómodo y arropado de mis cosas….¿no?
A pesar de ser un libro para gente algo más joven que yo, no deja de ser útil para alguna presentación que pudiera hacer, además de una posible fuente de explicación en mi casa, pues no me atrevo a dejarlo en la consulta. No es porque no me fuera de utilidad en más de una ocasión (como cuando nos falla la conexión a Internet en la consulta…) para explicarle a los pacientes ciertas cuestiones anatómicas que es difícil de describir. Muchos sabéis que mis dotes gráficas son más dadas para el arte abstracto antes que poder servir como ayuda en una explicación detallada anatómica humana. Pero prefiero tenerlo mejor en la seguridad de mi propio zulo en nuestra casa…
Pues cumplida la promesa y reflejado públicamente para regocijo personal y el de todos los que amamos, respetamos, apreciamos, defendemos y ensalzamos a diario esta forma diferente del ejercicio de la Medicina que hacemos en la Atención Primaria Pública Andaluza.

Muchas gracias.
5/7/2019